Jornada sin sobresaltos en Durango para La Tova-Asesoría Almudévar


Cuando alguien piensa en la Semana Santa, se le vienen a la cabeza la solemnidad o la espiritualidad. Pues bien, todo eso quedó aparcado este jueves en Durango. De manera poco usual, una prueba del Torneo Abiatzen se celebró entre semana, concretamente el Durangoko Sari Nagusia. Pese a su escasa historia, las duras rampas de la parte final hicieron mella en nuestros ciclistas después de una carrera de gran nivel desde la salida.


La prueba vizcaína arrancó con un fuerte ritmo, impuesto por los grandes equipos, y nuestros ciclistas atentos en la primera mitad del pelotón principal. Así transcurrieron las dos primeras horas de carrera por el circuito de Miota. Una vez fuera de este, el perfil de la carrera comenzó a hacer hueco a las grandes pendientes, donde fue Lizarte quien imprimió un punto más al ritmo ya exigente de la carrera. Entre los nuestros, fue Pau Ibáñez quien rodó en un grupo perseguidor cercano a los favoritos para ser el mejor clasificado del equipo.


Ana Irurzun, directora de La Tova-Asesoría Almudévar

"El plan inicial era mantener un bloque unido y bien colocado en la primera parte, algo que se ha cumplido bastante bien en todo momento. Ya en los puertos, cada uno ha encontrado su sitio en la carrera y hemos podido clasificarnos con dos ciclistas. En general, creemos que ha sido un buen esfuerzo de cara a llegar lo mejor posible a los próximos objetivos."