La icónica Subida a Gorla espera a La Tova-Asesoría Almudévar


Pese a la incertidumbre que sobrevolaba el ciclismo hace apenas unos meses, las competiciones no dan descanso. Así, apenas una semana después de nuestra primera victoria en una prueba del calendario vasco-navarro, tendremos una nueva oportunidad de lucimiento. Esta vez, la cita será la Subida a Gorla, una de las carreras más prestigiosas de todo el año y que suele ser vivero de futuros profesionales. De hecho, nuestro padrino, Fernando Barceló, fue segundo en la edición de 2016 por detrás de Sergio Samitier.


La carrera tendrá alrededor de 120 kilómetros, por lo que no se puede considerar como una competición excesivamente larga. Sin embargo, las dos subidas a Gorla (7 km al 7.6%) harán que la dureza aumente de manera considerable. En cuanto a los representantes de La Tova-Asesoría Almudévar, solamente podremos alinear a cuatro ciclistas debido a la gran cantidad de solicitudes recibidas por los organizadores. Esta vez, los elegidos son Víctor Castellano, Adrián García, Diego Gonzalo y el flamante ganador en Estella, Toby Perry.


José Miguel Fernando, director de La Tova-Asesoría Almudévar:

"Es una carrera importantísima, de las más importantes del calendario. En pruebas así se ve quien es el más fuerte... o el más listo. Esperamos un inicio muy rápido, donde habrá que estar muy atentos en los dos latigazos que se producirán en cada bucle por Osintxu y Zubillaga. Con la ausencia de los dos grandes equipos (Lizarte y Caja Rural-Seguros RGA), el planteamiento puede cambiar, pero hay que estar delante ya en el primer paso por Gorla y extremar precauciones en los descensos."