La Tova-Huesca La Magia muestra su garra en un duro Memorial Valenciaga


(c) Estel Bofill / @estel.fotos


Llegó el día. La carrera más esperada del año. Quizá no la más dura y quizá no la más exigente, pero sí la más honrosa de participar. Este domingo, La Tova-Huesca La Magia tomó la salida por primera vez en un Memorial Valenciaga, que este curso cumplía su 51ª edición. Sólo por ello, este será un fin de semana para el recuerdo de nuestro club, que además ha tratado de ser protagonista frente a lo más granado del pelotón aficionado de nuestro país.


La prueba eibarresa se inició a gran velocidad y sin que ninguna fuga fructificase. Pese a ello, uno de los intentos permitió a Diego Gonzalo pasar en cabeza el primer sprint especial. Aún así, la fuerza del pelotón tiró por la borda todos los intentos en los que se filtró el riojano, que más adelante quedó descolgado. Ya en el tramo decisivo, después de momentos de mucho nerviosismo, la selección definitiva dejó a Samuel Painter y Quique Calahorra en un tercer pelotón, desde el que concluyeron la prueba.