La Tova-Huesca La Magia se deja ver con valentía en Valladolid y Cuéllar


Este fin de semana se ha vivido el programa de competición más intenso de lo que llevamos de curso. En menos de 24 horas, La Tova-Huesca La Magia ha estado presente en tres carreras distintas. Con diversa fortuna en cada uno de estos frentes, la valentía ha sido la gran seña de identidad que los ciclistas del equipo oscense han mostrado tanto en Valladolid como en Cuéllar. Pese a todo, los resultados tampoco han sido los esperados en sendos finales nerviosos.


La Copa de España se trasladó a Valladolid para una cita en la que Samuel Painter fue protagonista en las fugas iniciales. Sin ser parte de la escapada más larga del día, Diego Gonzalo y Óscar Rota se filtraron en un nuevo ataque cerca de meta, aunque una vez neutralizados se vieron afectados por una montonera ya en las calles de Valladolid. Así, el mejor del equipo fue Ricard Fitó (42º), que consigue así el mejor puesto del equipo en la presente edición, marcada por los infortunios.


En cuanto a la expedición que viajó a Cuéllar, tuvo doble sesión de carreras, con la Subida al Castillo de Cuéllar como primer plato y la Clásica de la Chuleta como fin de fiesta. En la primera jornada, Frank Sánchez (49º) se filtró en la zona media de esta corta cronoescalada, marcada por la intermitente lluvia. En cuanto a la cita dominical, Quique Herrero -al comienzo- y Adrián García -en el cierre- probaron fortuna desde las fugas sin éxito, siendo Frank Sánchez (45º) de nuevo el mejor clasificado.